El futuro de la agricultura: Riego de precisión

La agricultura atraviesa tiempos complicados y se ve obligada a actualizarse para maximizar su rentabilidad reduciendo los costes al mismo tiempo. El riego de precisión parece dar respuesta a estos problemas.

En los últimos tiempos es habitual encontrarse con problemas con la disponibilidad del agua en periodos estivales. Esa escasez, causada por los cambios en las temperaturas globales, amenaza seriamente el suministros tanto en ciudades como en el campo. Este último sector es el más vulnerable ante estas situaciones debido a la importancia de la calidad y la periodicidad del riego para asegurar una buena cosecha.

Un concepto que ha empezado a sonar con fuerza para paliar esta situación es el riego de precisión.

La información es poder.

El riego de precisión se vale de sensores entre otros equipos hardware para conseguir información útil del estado del cultivo en cada momento y, valorando estos datos que pueden ser presentados en bruto o maquetados en gráficas, ayudar a tomar mejores decisiones sobre los ciclos de riego garantizando la cantidad de agua óptima en cada momento así como un ahorro en recursos.

Por todo esto, no es descabellado pensar que el futuro de la producción agrícola se verá determinado por la implantación de estos nuevos sistemas que se traducirán en mayor eficiencia y menor impacto ambiental.

Seguramente en pocos años veremos estos sistemas implantados en la mayoría de cultivos. Estamos en un cambio continuo orientado a la eficiencia en todos los campos y la agricultura no va a quedarse atrás.

Comentarios desactivados en El futuro de la agricultura: Riego de precisión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies